La historia del calzado en 600 pares

El Museo de Moda de Amberes (MoMu) acoge desde este jueves y hasta febrero de 2016 la exposición Footprint. The tracks of shoe in fashion [Pisadas. La huella de los zapatos en la moda]. La muestra contará con 600 pares de zapatos que, tal y como aseguran desde el MoMu, supondrá un viaje histórico por la moda gracias a los dispares modelos de calzado. El visitante podrá encontrar creaciones de diseñadores jóvenes, de firmas consagradas y de zapateros históricos. Entre ellos está el joven Noritaka Tatehana: vanguardista de 30 años nacido en Tokio y uno de los favoritos de Lady Gaga. También hay diseños de zapateros tan deseados como Christian Louboutin y Manolo Blahnik o de maestros como Salvatore Ferragamo, Cristóbal Balenciaga, o Roger Vivier.

A lo largo de los siglos los zapatos de mujer se han erigido como objeto fetichista, como la materialización de la personalidad e incluso como reflejo de las inseguridades y como consuelo al vacío existencial. Buen ejemplo de ello es Carrie Bradshaw, el personaje de ficción interpretado por Sarah Jessica Parker en Sexo en Nueva York. Bradshaw, que prefería estar hambrienta que descalza, se subía a los tacones de sus Manolo Blahnik y los barrancos anímicos parecían allanarse. Al hilo de Blahnik decir que es noticia por haber recibido el máximo galardón del Instituto de Moda y Tecnología de Nueva York; un premio, que se otorga a los diseñadores y modistos que ejercen una labor artesanal mediante la maestría de sus creaciones.Cartel de presentación de la exposición del museo de Amberes.

Geert Bruloot y Eddy Michiels: visionarios del talento ajeno
Esta antología del calzado ha sido posible gracias a los préstamos de casas de moda, museos y coleccionistas como Daphne Guinness, Geert Brulot y Eddy Michiels. Estos dos últimos abrieron una de las primeras tiendas multimarca de Amberes durante los años ochenta Coccodrilo. En esa década, el gobierno de Amberes trataba de unir a diseñadores y productores locales para impulsar la moda belga. Por eso, en 1987 Brulot y Michiels aportaron su granito de arena a la iniciativa confiando en las creaciones de seis recién licenciados en la Escuela de Moda de Amberes: Dries Van Noten, Dirk Bikkemembergs, Ann Demeulemeester, Walter Van Beirendonck, Dirk Van Saene y Marina Yee. Nacían así Los seis de Amberes.

Además de los diseñadores ya citados que participan enla muestra Pisadas. La huella de los zapatos en la moda se podrán contemplar piezas de Maison Margiela, AF Vandevorst, Vivienne Westwood, Raf Simons, JW Anderson o Azzedine Alaîa entre otros. También hay zapatos del idolatrado –y desaparecido en 2010– Alexander McQueen. El legado del diseñador inglés, de quien la coleccionista de alta costura Daphne Guinness tiene buena parte, se materializa en esta exposición del MoMu gracias a unos zapatos de plataforma de inspiración oriental, en morado y negro pertenecientes a La dame bleue. Esta colección de primavera-verano de 2008 fue el homenaje que McQueen le hizo a su descubridora, Isabella Blow, fallecida un año antes y artífice de haber amadrinado a otros creadores como Philip Tracey o Hussein Chalayan.

Tag: zapatos mujer