LOS TIPOS DE VIBRATO

¡Buenísimas a todos! Este mes deseo hablaros de un tema del que he visto que hay muchas dudas; el vibrato. El vibrato es esa oscilación del tono que podemos observar en la mayor parte de estilos, por norma general mientras que se sostiene una nota sostenida, si bien esto no siempre y en todo momento es de esta forma. Hay vocalistas a los que les agrada vibrar la voz siempre y en toda circunstancia y otros que, por servirnos de un ejemplo, tan solo lo incluyen al final de las oraciones largas. Además de esto, el vibrato puede generarse a diferentes velocidades, todo esto va un tanto al gusto del artista que estudio musica o hizo un curso de pro tools. No obstante una cosa debe quedar clara: el vibrato ha de ser en todo instante algo consciente, un efecto que has de saber poner y eliminar de nuestra voz a voluntad. Ahora sí, hablaremos de las formas más frecuentes de generar este efecto vocal.

Vibrato de mandíbula: Consiste en imitar el sonido del vibrato a través de un ligero movimiento de la quijada. Aparte de resultar bastante extraño a nivel estético, el buen hábito de sostener la quijada relajada a lo largo de la fonación se torna imposible con esta técnica, provocando tensiones en la cara y el cuello.
Vibrato de cuerda vocal: Con completa seguridad, este es el tipo el vibrato más incorrecto y perjudicial que vamos a toparnos. Se logra a través de la apertura y cierre de las cuerdas, generando un sonido semejante al balido de una oveja. Semeja imposible, mas hay vocalistas que, en un acto de arte, son capaces lograr que este vibrato suene bien.Resultado de imagen para cantante
Vibrato diafragmático o bien por oscilación del volumen (trémolo): Al llevar intrínseca la palabra “diafragma” en el nombre, muchos creerán que esta técnica de vibrato es adecuada, mas la verdad es que no lo es. Todavía siendo mucho menos perjudicial para nuestra técnica vocal que el vibrato de quijada, el vibrato diafragmático asimismo tiene sus inconvenientes. Este vibrato se logra efectuando veloces golpes de diafragma mientras que sostenemos una nota sostenida. Como resultado, dicha nota empezará a tener oscilaciones de volumen, resultando en un efecto de vibración en la voz muy similar al vibrato usual. Mas, como os expliqué al comienzo, el vibrato ha de ser el resultado de una oscilación del tono no del volumen. Aparte de esto, este género de vibrato carga a nuestro diafragma con una responsabilidad extra… ¡tal y como si no tuviese suficiente ya el pobre!
Vibrato por oscilación del tono: Y al fin llegamos al vibrato que personalmente considero el adecuado. Para efectuar este vibrato, solo vamos a precisar estar libres de tensiones y efectuar muy pequeñas subidas y bajadas en el tono que deseamos vibrar. Soy siendo consciente de que resulta más simple de decir que de hacer, mas todo el planeta va a ser capaz de lograrlo con un tanto de práctica, no me cabe duda. Debéis tener singular cuidado con nos fluctuar demasiado el tono, puesto que este podría transformarse en un trino.
Para terminar me agradaría resaltar 2 técnicas esenciales para conseguir el vibrato por oscilación del tono sin demasiados quebraderos de cabeza. La primera y más evidente es por imitación. De la misma manera que harías con cualquier otro ornamento, elige un canción que tenga un vibrato claro y esté ubicado en una nota cómoda y también procura imitar al vocalista lo más fielmente que puedas. Si esto no resulta, puedes decantarse por este ejercicio: Pone un metrónomo a sesenta bpm. Entonces procura efectuar un vibrato en todos y cada golpe, te va a ser muy simple. Cuando ya te salga, aumenta la cantidad a 2 vibratos por cada golpe, siempre y en todo momento sin perder el ritmo. Sigue incrementando la cantidad de vibratos hasta llegar a 4. Cuando lo logres puedes subir la velocidad del metrónomo. Con este fácil ejercicio conseguirás tu vibrato en unas poquitas semanas, garantizado.

Y esto ha sido todo por este mes. Espero que os haya resultado útil este artículo y que sigáis atentos a futuras entradas. ¡Un abrazo y hasta pronto!